Las 21 Leyes Irrefutables del Liderazgo – John C. Maxwell – PDF Gratis

Las 21 Leyes Irrefutables del Liderazgo de John Maxwell es un clásico.

Está basado en leyes o principios universales del liderazgo que no caducan.

Una persona que domine estas reglas tendrá éxito hoy o en el futuro.

21 leyes

Para construir el verdadero liderazgo, desarrolla los siguientes principios:

1. Ley del límite

La capacidad de éxito y eficiencia de una persona nunca podrá ser superior a su capacidad de liderazgo.

Tu capacidad para ejercer el liderazgo establecerá los límites de tu carrera profesional.

Solo si consigues ejercer un liderazgo efectivo y constructivo podrás alcanzar un mayor nivel de desarrollo laboral o, incluso, personal. 

 

2. Ley de la influencia

El liderazgo no lo da el poder, sino la credibilidad y la capacidad de influir en la gente.

El valor de un líder viene determinado por el número de personas sobre las que es capaz de influir de manera decisiva.

Los líderes pueden movilizar a los equipos humanos en la dirección que estimen oportuna.

 

3. Ley del proceso

El liderazgo se desarrolla a diario, no llega de la noche a la mañana.

El liderazgo más exitoso nunca llega de manera repentina.

Es el resultado de un proceso relativamente largo durante el cual el líder ha “madurado” sus habilidades y competencias.

Esto no impide que puedan existir líderes jóvenes e igualmente capaces si han sido constantes en su aprendizaje.

 

4. Ley de la navegación

Cualquiera puede gobernar un barco, pero se necesita un líder que marque la ruta.

Conducir la organización a buen puerto, la experiencia previa, los conocimientos adquiridos y las competencias personales son esenciales para conseguirlo.

Los líderes están conscientes de que personas los siguen, por ello no pueden darse el lujo de no pensar bien el futuro.

La capacidad de hacer una correcta planeación unida con una visión clara transmite seguridad y confianza a los miembros del equipo

 

5. Ley de E. F. Hutton

“Cuando el verdadero líder habla, las personas escuchan”. E. F. Hutton.

El hombre o mujer que es escuchado es el verdadero líder.

Los verdaderos líderes tienen fortaleza en su carácter, construyen buenas relaciones y saben sobre su trabajo. Tienen una fuerte intuición y talento.

El líder tiene y sabe manejar la información. Por sí solo, el conocimiento no hace al líder; pero sin él, nunca podrá serlo.

 

6. Ley del terreno firme

La confianza es la base del liderazgo.

La confianza de tus seguidores es tu activo más valioso.

Las personas quieren creer en tu carácter. Si cometes errores y no los admites, comenzarás a socavar la confianza.

Los trabajadores ven en los líderes una suerte de punto de referencia al que pueden acudir siempre que lo necesiten.

Es necesario, por tanto, que el líder sea cercano y que genere confianza entre los empleados.

 

7. Ley del respeto

La gente sigue a los líderes más fuertes.

Ser respetado no equivale a ser temido.

Un carácter fuerte se observa en la resolución para afrontar los problemas, la constancia en el trabajo y la perseverancia en los proyectos más complejos.

Las personas con fortaleza buscan líderes aún más fuertes, siempre basándose en el respeto y la profundidad de su carácter.

 

8. Ley de la intuición

Los líderes evalúan las cosas con pasión de liderazgo.

Se trata de una de las cualidades más valoradas en cualquier líder.

La intuición se desarrolla con el tiempo y a través de la experiencia, pero debes estar dispuesto a seguir tu intuición y actuar de ser necesario.

La capacidad para analizar los diferentes escenarios y adoptar la mejor decisión también es una nota común en los mejores líderes.

 

9. Ley del magnetismo

Tú eres lo que atraes.

El líder comunica sus planes y el resto de los profesionales se suman a su iniciativa por puro magnetismo.

Esta capacidad de atracción necesita tiempo para construirse, pero es uno de los principales valores del liderazgo.

Si no estás atrayendo a las personas que deseas, examina tu liderazgo y encuentra las áreas que necesitan mejora en ti.

 

10. Ley de la conexión

 Los líderes han de llegar al corazón antes de pedir la mano.

Para poder comunicar efectivamente tu mensaje, es imperativo conectar con las personas a un nivel emocional.

Nunca subestimes la importancia de construir Puentes.

Para dirigirse a sí mismo, use la cabeza; para dirigir a los demás, use el corazón.

 

11. Ley del círculo interno

El potencial de un líder lo determinan quienes están más cerca de él.

No emplees tiempo y recursos en colaborar con perfiles incompatibles o directamente negativos.

Para hacer una organización más efectiva necesitas buscar líderes fuertes y colocarlos en tu círculo interno.

 

12. Ley del otorgamiento del poder

Sólo los líderes firmes otorgan poder a otros.

Los grandes líderes obtienen autoridad al entregarla.

No hay que dejar de potenciar el talento de otros miedos a perder el poder.

 

13. La ley de la imagen (o de la coherencia)

La gente hace lo que ve

El líder logra un gran impacto cuando sus acciones son coherentes con sus palabras porque las personas finalmente harán lo que haces y no lo que dices.

 

14. Ley del convencimiento

Las personas se convencen del líder y luego de la visión

Los empleados siguen al líder porque están convencidos de que va a acertar en sus decisiones.

Es necesario desarrollar una imagen de seguridad y efectividad que “convenza” al resto del equipo.

 

15. Ley de la victoria

Los líderes siempre encuentran la forma de que gane el equipo.

La búsqueda del triunfo es ineludible al liderazgo.

Todas las estrategias del líder van encaminadas a alcanzar los objetivos previstos y, si cabe, a mejorarlos.

Paralelamente, los líderes se preocupan por la mejora de sus equipos, lo cual contribuye a una mayor realización de los empleados a su cargo.

Los líderes encuentran la forma de que su equipo tenga éxito.

Al fin y al cabo, todos creen que pueden ganar cuando el líder es convincente y motivador.

 

16. Ley de la inercia

Lograr que un equipo pase de un estado de reposo a movimiento es un trabajo difícil

Al comenzar a moverse el equipo es difícil detenerlo.

Hay que inspirar, motivar y crear entusiasmo, pero para transmitir algo hay que sentirlo verdaderamente.

Esto es el principio de inercia, el mejor amigo de un líder.

Con suficiente inercia, se puede lograr casi cualquier cambio.

 

17. Ley de las prioridades

La actividad no aporta necesariamente el logro.

No todas las actividades que se realizan en una empresa son igualmente prioritarias en un momento dado.

El líder debe jerarquizar las tareas a completar en función de su relevancia para el proyecto.

Los líderes aplican el Principio de Pareto, la técnica 80/20, consistente en dedicar el 80% del tiempo, recursos y dinero al 20% de las tareas más estratégicas.

 

18. Ley del sacrificio

El buen liderazgo requiere sacrificio, un líder debe ceder para ascender.

Los líderes deben asumir que, en algún momento, tendrán que hacer sacrificios para progresar correctamente en su carrera.

El sacrificio es constante en el liderazgo. Es un proceso continuo, no un pago único.

Si el objetivo último compensa los sacrificios, estos deben aceptarse bajo la premisa de que un paso atrás puede ir seguido por dos hacia adelante.

 

19. Ley de la oportunidad

Es estar en el sitio adecuado en el momento oportuno.

Los líderes están obligados a aprovechar las oportunidades cuando estas se presenten.

Por lo tanto, los líderes han de tomar la decisión correcta cuando se den las circunstancias más apropiadas.

Los líderes entienden que deben actuar en el momento correcto.

Intuitivamente utilizan la siguiente matriz de pensamiento:

  • Una acción equivocada en el momento incorrecto es igual al desastre.
  • Una acción correcta en el momento incorrecto es igual a la resistencia.
  • Una acción equivocada en el momento correcto es un error.
  • Una acción correcta en el momento correcto es igual al éxito.

 

20. Ley del crecimiento explosivo

Para aportar crecimiento, hay que hacer seguidores; para multiplicarse, hay que formar líderes.

Para que una compañía experimente un salto cualitativo más destacado no basta con conducir y formar a los empleados, también hay que dedicar tiempo a promocionar a los líderes del mañana.

El desarrollo del liderazgo no es un proceso rápido. Requiere tiempo, energía y recursos.

Los líderes que desarrollan líderes multiplican el crecimiento, porque por cada líder que desarrollan, reciben también a todos los seguidores de éste.

 

21. Ley del legado

La valor de un líder se mide por su legado para la posteridad.

Se crea un legado sólo cuando una persona pone a la organización en la posición de hacer grandes cosas sin él.

Usted no será juzgado por lo que logró personalmente, o por lo que hizo cuando usted estaba al mando.

Será juzgado por lo bien que se desempeñe la organización y su personal una vez que usted se vaya

Para concluir

Todo crece o cae por el liderazgo.

Siempre ten presente esto:

  • El personal determina el potencial de la organización.
  • Las relaciones determinan la moral de la organización.
  • La visión determina la dirección de la organización.
  • El liderazgo determina el éxito de la organización.

Para obtener este fantástico libro haz clic en descargar

Si te gusto, comenta y comparte con quien lo necesita y además sígueme en las redes sociales @edgararielcarrizo.

Deja un comentario