Lenguaje Corporal – Brazos y Manos – Parte 2

Estudios demuestran que el 55% de la forma de comunicar ideas se da a través de su lenguaje corporal.

Los brazos y manos pueden ocupan un lugar de gran importancia dentro del lenguaje no verbal.

Debemos aprender a controlar nuestros movimientos, ya que pueden distraen al público o dar señales contradictorias al mensaje.

 

MANOS DETRÁS DE LA ESPALDA

La mano detrás de la espalda muestra confianza y que la persona que habla no tiene miedo.

Esta postura pone al descubierto las partes más vulnerables en el pecho y estómago.
Al dejarlos descubiertos en un lenguaje corporal, se está comunicando que tienes tanta confianza que no te importa exponerlas.

Utiliza esta postura puede ayudarte en momentos de inseguridad a ganar confianza.

Deberías evitarla en los negocios y el trabajo, ya que revelará a aquel que tiene, o al menos el mismo piensa que la tiene, un nivel de autoridad superior a los presentes

Si eres policía o militar está pose te será muy útil ya que trasmite autoridad.

VARIANTES

Pero, algunas variantes de colocar las manos detrás de la espalda, pueden indicar todo lo contrario.

Una mano sujeta a la muñeca de la otra

Quien adopta esta postura pretende auto controlarse, pero en realidad se siente inseguro, ansioso o enojado.

Sujetarse el antebrazo por atrás

Esta comunicando mayor necesidad a disimular su ansiedad. Cuanto más arriba se sujete, más intensa será la emoción de frustración o enojo.

Siempre es necesario analizar el contexto para lograr una interpretación más certera.

 

PALMAS DE LAS MANOS ABIERTAS

Realizar este movimiento se interpreta como honestidad y lealtad, comunica que todo está visible ante los ojos de los demás.

Es una de las señas más clásicas en la comunicación política.

Cuando se utiliza combinado con los brazos extendidos simbolizan confianza y aceptación.

Mientras que cerrar el puño muestra lo contrario.

 

PUNTAS DE LOS DEDOS QUE SE TOCAN (O MANOS EN OJIVA)

En la comunicación no verbal este gesto demuestra confianza y seguridad en uno mismo.

Se produce cuando las palmas de las manos se encuentran entre sí y sólo se tocan las puntas de los dedos formando una especie de campanario.

Si estás hablando, el gesto es hacia arriba.

Si estas escuchando, el campanario va hacia abajo.

Ten cuidado de abusar de este gesto, ya que en ocasiones puede confundirse con arrogancia.

 

APUNTAR CON UN DEDO Y MANO CERRADA

Este gesto es capaz de afectar emocionalmente a la otra persona.

Desde la antigüedad se ha interpretado como un signo de amenaza.

En el lenguaje corporal se trata de un gesto agresivo que transmite al resto de las personas que escuchan sentimientos negativos.

Para la persona que lo realiza tiene un significado de victoria sobre el resto.

Si lo que buscas es generar un ambiente de cordialidad y sentimientos de igualdad, deberías evitar utilizar este gesto.

 

LAS MANOS EN LOS BOLSILLOS

Las manos en los bolsillos denotan desinterés e indiferencia en la conversación o situación.

Si estás hablando con una persona que tiene sus manos en los bolsillos, todavía debes ganar su interés.

Si estás hablando con otro y tienes las manos en los bolsillos reflejas poca apertura al cambio.

Cuando te presentan a alguien, tener las manos en los bolsillos es interpretado como un signo de mala educación.

También ocultar las manos, nos hace pensar que el otro oculta algo.

MANOS EN LAS CADERASLenguaje corporal - Manos en la cadera

Se produce cuando tienes las manos sobre la cadera y los pies a la altura de los hombros.

Esta postura en el lenguaje no verbal, otorga una mayor presencia física y autoridad.

Muchos hombres la usan tanto para establecer superioridad en su círculo social o aparentar mayor masculinidad en presencia de mujeres que les atraen.

Cuanto más se exponga el pecho mayor agresividad comunicará.

 

CONTAR CON LOS DEDOSLenguaje corporal - Contar con los dedos

Cuando realizamos una presentación deseamos que los asistentes recuerden la información.

Contar con los dedos ayuda a resumir los puntos clave de la presentación y de esta manera, que las personas recuerden lo que se dijo en ella.

Lo ideal es contar 3 o 5 con los dedos durante la presentación y al finalizar resumir los puntos clave.

 

MANO EN EL CORAZÓN

Colocar la mano sobre su corazón demuestra honestidad.

Este es un gesto poderoso si quiere que la audiencia confíe y crea en lo que está diciendo.

Si bien es más utilizado por políticos, no dude en recurrir a este gesto cuando sus palabras sean genuinas durante una presentación.

 

PALMAS JUNTASLenguaje corporal - Palmas juntas

Es probable que este sea uno de los gestos más simbólicos en todo el mundo.

Como símbolo de culto, evoca respeto, tranquilidad y paz.

Se usa generalmente luego de exponer un punto importante de la presentación, por ejemplo, cuando el orador hace una pausa para que el público reflexione y considere la importancia de una idea que acaba de compartir.

Se logra un mayor efecto con los ojos abiertos, las palmas juntas y las puntas de los dedos tocando la barbilla.

 

BRAZOS CRUZADOS

Es una postura de lenguaje corporal defensiva muy conocida que significa rechazo o desacuerdo. Pero hay que tener cuidado con este gesto porque puede significar que la persona tiene frío, por lo que debes tener en cuenta el contexto.

Para concluir

Si aprendes a detectar inconsistencia entre el lenguaje verbal y corporal estarás un paso adelante.

Ten presente que debes interpretar todas las señales corporales dentro de un contexto, no saques conclusiones de un único gesto.

El cuerpo no miente, el inconsciente emite señales que puedes reconocer.

Si te gusto este post, te invito a que lo compartas y comentes.

Además sigueme en las redes sociales @edgararielcarrizo

Deja un comentario