Las 12 leyes del Karma

El Karma proviene de la religión budista y en el hinduismo, y se define como una creencia.

Esta creencia define que toda acción tiene una fuerza dinámica que se expresa e influye en las sucesivas existencias del individuo.

Una acumulación de energía que se va acumulando como consecuencias y/o retribuciones de acuerdo a nuestros comportamientos.

El Karma representa el juez de nuestros actos y no da lugar a la casualidad.

El hombre es producto de sus pensamientos. Lo que piensa, es en lo que se convierte.

 

1. La gran ley del Karma o la ley de causa y efecto

«Lo que siembras, es lo que cosecharás»

Esta ley consiste en que tus pensamientos y tus actos tienen consecuencias, buenas o malas.

Lo que ponemos en el Universo es lo que vuelve a nosotros.

La energía negativa enviada a otros volverá de nuevo a nosotros 10 veces más potente.

 

2. La ley de la creación

«Crea las opciones que quieras tener en tu vida.»

La vida requiere que participemos de ella.

La misión de todo ser humano es ser partícipe de la vida, y eso implica creación.

Todos tenemos la libertad de crear la realidad que deseamos.

 

3. La ley de la humildad

«Rehusarse a aceptar lo que es, no hará que esto cambie»

La humildad es la virtud que hace que podamos crecer moral e intelectualmente.

Si quieres cambiar las cosas, primero debes aceptarlas.

Ser humildes es ser capaz de ver la realidad aunque no nos guste.

 

4. La ley del crecimiento

«Solo tendremos control sobre nosotros mismos cuando seamos capaces de crecer desde el interior»

Lo única cosa sobre la cual tienes el control es tú mismo.

Somos nosotros los que debemos cambiar y no las personas, los lugares o las cosas que nos rodean

El verdadero cambio solo ocurre cuando te comprometes a cambiar lo que hay en tu corazón.

 

5. La ley de la responsabilidad

«Eres responsable de tus elecciones, de tus errores y de tus éxitos»

Sé responsable de tu persona, de tus palabras, acciones y reacciones.

Esta ley se enfoca directamente en la responsabilidad de todo lo que hacemos.

Todo acto conlleva sus consecuencias, aprendamos a asumirlas y afrontarlas.

Este es un paso que debes aprender para ser una mejor persona.

 

6. La ley de la conexión

«Todo en el Universo está conectado, tanto lo pequeño y lo grande»

Todo está conectado, nuestro pasado, presente y futuro.

Es como una pulsera de perlas, todo están conectadas, si una perla se mueve, se moverán las siguientes.

La realidad es compleja y absolutamente todos nuestros actos tienen su eco en el futuro.

Si deseamos algo diferentes, debemos trabajar en cambiar estas conexiones.

 

7. La ley del enfoque

«No se puede pensar en dos cosas al mismo tiempo»

Vamos aprendiendo cosas poco a poco.

Esfuérzate y obtendrás las recompensas.

Si quieres acceder a los niveles altos de sabiduría, debes pasar primero por los estadios intermedios.

Cuida tus pensamientos negativos si quieres acceder a tu crecimiento espiritual.

 

8. La ley de la hospitalidad y dar

«Quien ampara, acoge y es capaz de dar al final también recibe»

Sin una naturaleza desinteresada, el verdadero crecimiento espiritual es casi imposible.

Lo que decimos debe manifestarse con nuestras acciones.

Tarde o temprano la ley de karma no recompensará como lo merecemos.

 

9. La ley del cambio

«La historia se repite a si misma a no ser que sea cambiada»

Comprometerse conscientemente a cambiar es la única manera de influenciar nuestro pasado.

El proceso del cambio se llega a través del autoconocimiento.

Solo cuando seamos capaces de entendernos, los cambios se producirán.

 

10. La ley del aquí y el ahora

«El presente es todo lo que tenemos»

Mirar hacia atrás y vivir anclados en el pasado es lo que nos impide disfrutar del presente.

Mirar hacia adelante sin esperanza, nos quita las oportunidades del presente.

Debes centrarte en el aquí y el ahora.

 

11. La Ley de la paciencia

«Nada de valor es creado sin una mentalidad paciente»

Debemos lograr hacer de la paciencia un valor fundamental en nuestra vida.

La mayor gratificación es la que llega finalmente tras aunar paciencia y persistencia.

 

12. La Ley de la importancia e inspiración

«Cada contribución personal es también una contribución a la totalidad»

El resultado final es de poco valor si deja poco o nada detrás.

Si das todo tu corazón en cada cosa que haces, aún si te equivocas, estarás generando valor en el mundo.

 

Para concluir

Estas leyes del Karma, nos proponen llevar una vida comprometida, con un propósito de vida.

Prueba aplicar algunas de estas leyes, y seguramente notarás una evolución en tu vida.

«No hagas a otros lo que no quieras que te hagan a ti»

Si te gusto este post, te invito a compartir y comentar.

Y, si te gusta el contenido, dale un vistazo a mis redes sociales @edgararielcarrizo.

Deja un comentario