Clientes Tóxicos

El modelo de mercado nos impuso algunos criterios que llevados a la práctica no son tan cómo se citan.

Uno de ellos es “el cliente siempre tiene la razón

Una gran falacia porque no siempre es así, y algunas veces resulta oportuno deshacerse de ellos.

En este post te dejo algunos tipos de clientes tóxicos para que puedas reconocerlos y evitarlos antes de que comience a dolerte la cabeza.

1. El Regateador

Cualquier precio que le ofrezcas le parecerá excesivamente caro.

Inconforme por naturaleza, siempre te pedirá descuentos.

Incluso si es gratis, te querrá cobrar por consumir tu producto o servicio.

No valora tu trabajo, lo único que valora es su dinero.

 

2. El Aprovechador

Considera que, por haber pagado el precio final, junto al producto a adquirido un esclavo.

Aunque pasen 50 años desde que le vendiste la heladera, te vendrá a reclamar que no le enfría mucho.

Reclama permanentemente mantenimiento, actualizaciones, etc.

No regales tu tiempo, identifícalo y sácatelo rápido de arriba.

3. El Indeciso

Si estás escaso de tiempo, no hay dudas que lo debes evitar.

Desconocen que es lo que necesitan y para que lo necesitan.

Tampoco conocen cual es precio que están dispuesto a pagar.

Después de dedicarle tu valioso tiempo, lo más probable que todo tu esfuerzo de venta sea en vano.

 

4. El Sabelotodo

Característica innata de estos lares, sabemos de todo (desde cocinar hasta ingeniera espacial).

Arrogante por naturaleza, quiere demostrar su expertes en todo momento.

Nunca lo dejarás conforme, y te hará sentirte frustrado.

Mejor deshazte del él rápidamente así no pierdes tiempo.

 

5. El Moroso

Es un buen comprador, pero un mal pagador.

Llevará sus promesas al límite con tal de satisfacer su necesidad de consumo.

Te obligarán a pasar por la mala experiencia de tener que recordarles que te deben dinero.

Quizás, en su subconsciente les pasará que no estás dispuesto a perseguirlos para cobrarles.

Si sumas muchos de estos, lo más probable es que te acarreen problemas financieros.

Para concluir

Si te cruzas con clientes tóxicos, reconoce estos comportamientos, y déjalos pasar:

 Que no valore tu trabajo.
 Que no quiera pagarte
 Que se demore en el pago.
 Que te exija más que los servicios contratado.

Para evitarte dolores de cabeza, es muy importante que aprendas a decir ¡NO!

Si conoces algún tipo de cliente tóxico que debes evitar, lo dejas en los comentarios.

Si te gusto este post, te invito a que me sigas en las redes sociales @edgararielcarrizo

Deja un comentario